16.5.11

Flor


Siempre recuerdo un texto que me dieron a leer en la facultad. Creo que ahi se recogían unos comentarios de Magritte. Rezaba: "Un obra de arte será tan profunda y compleja como profundo y complejo sea su autor".
Hace poco conseguí (a un precio casi irrisorio) El Principito de Saint-Exupéry, en una versión historietística de Joann Sfar. Dos autores, dos universos que se enredan, se acomplejan y se profundizan el uno al otro.

Yo entiendo al amor como una obra de arte. Como una obra colectiva, una constante puesta en escena de un proyecto no planificado.
Si es entonces una obra de arte, estemos a la altura de las circunstancias.

10.5.11

"Las mandarinas están caras"

Mi primer acercamiento al mundo profesional de la historieta fue de manos de Carlos Trillo. Yo realicé con él un taller de guión. No fue muy bueno, es cierto, pero ¡que importa! yo iba ahi a conocerlo a él. Y le comenté lo del concurso de Fierro "Oesterheld Redibujado" y él me pasó este guión que Oesterheld había escrito sobre su propia vida para La Historieta Mundial y nunca había sido dibujado.
Lo dibujé y se lo envié. Le gustó mucho. Lo mandé a la Fierro y quedé. Fui publicado íntegramente y después, gracias a él, republicado en Italia en la revista Scuola di Fumeto.
De un tiro, de la mano de Trillo, mi primer trabajo "profesional" era con un guión de Oesterheld, publicado en la mítica Fierro y para ser después mi primera publicación internacional.

Ese momento marcó un punto de inflexión en mi vida.

Significó muchísimo para mi. Y es sólo una pequeña parte de lo que este tipo significa.