14.12.06

autobiografico pero escrito

Bueno, la cosa es asi, yo estaba sentado en la puerta de la casa de mi viejo. No pasaba nada. Estaba con papá y con mi hermano menor, Eliseo.
Pasaron al lado nuestro dos morochones grandotes, con cara de pocos amigos, mirando para todos lados.
"Estos andan en la pesada" pensé para mis adentros. Papá me dijo sin decir palabra que mirara para otro lado, que tuviese cuidado con esa gente. Pero papá está acostumbrado a tenerlos de vecinos. Yo vivo con mamá en el centro.
Esos grandotes estan con la vieja esa a la que le llaman simplemente MAMÁ. Una vieja gorda y repulsiva, por lo que pude escuchar porque hasta ahora, como casi todo el mundo nunca la vi.
Raro teniendo en cuenta que vive en la puerta de al lado, en el primer piso encima de nuestra casa.
El patio interno que da a nuestra puerta de calle esta exactamente debajo del pasillo de la entrada a su casa.
Todo el tiempo sale y entra gente. Por las noches hay veces que el movimiento es insoportable. Pero hasta ahora no paso nada.
No se que es peor. La certeza de saber que toda esta gente esta gente está asi de loca o el miedo a lo desconocido, apensar que rumores deven ser verdad y que rumores cuentos de viejas.

Papa se aburrió al final de mirar el cielo abierto trazado de cables decorados de zapatillas. No lo culpo, el sol estaba fuerte y ni el aire parecía moverse.
Entró con Eliseo (o se fueron a comprar algo? la verdad que ya no lo recuerdo).

Volvió a salir otro grandote, lo quedé viendo fijo. Absorto en mis pensamientos, mas o menos lejanos. Él no tardó mucho en darse cuenta que lo miraba, esa gente esta siempre atenta a esas cosas. Se dio la vuelta, con el seño fruncido y los grandes labios haciendo una mueca.
"Qué mirás, pendejo?", me sorprendió, volví a la realidad, pero no pude responder nada.
"Qué te pasa? tenés algún problema?". Yo seguía sin poder abrir la boca. Mis músculos estaban agarrotados.

La verdad que no se como fue que me terminaron agarrando entre dos y metiéndome en la casa de al lado, pero estaba ahí, en la fabrica de rumores.
MAMÁ devia estar por ahi, haciendo vaya a saber que tratados con la mafia, que pagos con la cana o que planes con la merca que traia de Bolivia, o bien con la que parecia hacer aca.
Me agarraron y me dijeron que me callara. Era raro, todos estos cicarios eran iguales, o muy parecidos, que se yo. Parece que no tenian que diferenciarse demaciado, sera por eso que todos usaban la misma ropa trucha comprada en las pulgas.
Me hicieron subir la escalera y cuando estaba por entrar ahi estaba papá, entrando al patio interno con Eliseo, me agarré de la baranda, estaba por gritarles, pero no me animé a decirles nada. Tenia miedo de lo que le podrian hacer al Eli. Y si, por otro lado, todo fuese un gran rurmor, no tendria de que preocuparme, mas alla de ligarme alguna paliza. No, no pude decir nada. No fue la valentia, fue el cagazo.

La puerta de entrada era una de esas de chapa pintda de blanco con una ventanita de vidrio granulado. El picaporte se abrio solo, no tenia llave.
Adenro abia un cuarto grande, blanco también. No contaba nada. No habia nadie. No habia absolutamente nada. Solo una ventana con rejas a la derecha y dos puertas a la izquierda.
Me agarraron del brazo y me hicieron entrar en la primera puerta desde donde yo estaba.
El sudor me caia a gotones. El cuarto, para mi sorpresa, parecia una oficina. Una de esas secretarias de escuelas publicas con una cajonera fichero un par de sillas de caño con cuero marron y un escritorio de chapa verde.
Detras del escritorio estaba MAMÁ, o eso supuse por como la trataban los cicarios, siempre benevolentes y mirandola desde abajo.
Estaba tomando mate con una señora que estaba de espaldas a mi. Cuando se dio vuelta, ¿puede ser posible? ¿Moria Casán? lógicamente estaba equibcado, pero era una señora muy parecida, ¿quizas una señora que se queria parecer a ella?. Después me di cuenta que en ese lugar de nada se encargaba la lógica.

Le dijeron que yo estaba afuera vigilando.
MAMÁ no parecio afectarla mucho la noticia, parecia no creerles. Sonrió. Yo suspiré profundo, me tranquilizó mucho verla despreocupada. "Me salvé", pensé.
Igual parecia una mafiosa o algo asi, sabia que saliendo de ahi iba a quedar ligado de por vida a ellos. Ya empecé a pensar cómo le iba a decir a papá que nos mudáramos a otro lado.
La vieja sorbio un largo trago de mate. "Llévenlo con el nene" dijo finalmente expirando humo de tabaco.
El corazon me empezó a repiquetear, seguro que hasta Moria lo escuchó. Ella me miraba de reojo, con asco.
Me volvieron a agarrar del brazo y me sacaron de ahi. Me llevaron otra vez al cuarto blanco y se fueron otra vez por la puerta. Al cerrarla alguien le puso llave del otro lado.
Me volvi sobre mi, solo me quedaba ir para adelante.
Pero me sorprendió un manchon en el continuo blanco. Un flaco rubio, fibroso, de cabellos largos hasta los hombros me miraba sonriendo burlón desde la otra pared de la habitación.

Me dijo que me acercara. Tuve mucho miedo. Me habian regalado com un jugete a un tipo completamente impune. Me iban a violar? Me iban a torturar? Me iban a matar?. Yo era el primero en pasar por algo como esto?
Me agarro de las mejillas, me reviso como a un caballo. Rió profundo y sacó un largo cuchullo del cinturon de su pantalón. Las piernas me temblaban. Odio cuando las piernas me tiemblan, siempre que estoy nervioso.
No me di cuenta de cuando exactamente, pero de repente entraron por la segunda puerta dos chicas, una morocha y la otra ruba. La rubia era muy voluptuosa y estaba vestida solo con una camisa y un calzon. la morocha tenía puesto un camisón.
Eran algo asi como las novias del NENE.

Cada vez entendia menos.

2 comentarios:

  1. gracias por tu mail,la verdad me puso muy contento.

    tus laburos estan muy buenos,ni bien sepa como se hace te agrego a la lista del blog.si queres pasate por el mio que estoy tratando de actualizarlo regularmente.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Que onda eso? Te paso de verdad? Parece una pelicula...que mieditooooo
    contameeee jejeje
    Quiero saber que le paso a mi futuro maridiño ja
    Besoo Nahuelito! ;)

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.